Viena

Llegamos A Viena tras 3 horas largas de coche ya que la autopista durante larga distancia en obras y la lluvia junto con el denso tráfico en ocasiones hacen que la velocidad no sea la que debiera ser.

Nos hospedamos en el hotel Meininger unos 2 km apartado del centro, por eso el precio (190 euros) 4 personas 3 días y el parking aparte ya que el coche en Viena es prohibitivo parking del propio hotel unos 18 euros por dia.

Día 26 Lunes.

Amanece lloviendo y así estará durante todo el día. Nuestra primera visita Fue a la biblioteca pero está por ser lunes se encontraba cerrada. Ni su propia web ni Google decían nada al respecto. La lluvia nos hizo comprar dos paraguas más de los turísticos jiji así quedan como recuerdo.

Después de desayunar a un precio de escándalo 34 euros 3 cafés y dos trozos de bizcocho y un trozo de tarta nos dirigimos a ver la Cripta Imperial.

Es un sotano precioso con una serie de sarcófagos expuestos en los que alguno de ellos te dejará maravillado como el de María Teresa que bajo una cripta y una cúpula hermosa es una de las más destacadas.

La visita merece la pena a mi entender y te llevara una media hora aproximadamente verla. Tam ien encontraras las tumbas de Sisi su marido y u hijo ya no tan deslumbrantes como otras.

Después nos fuimos a la Ópera.En esta ocasión tan solo había dos horarios las 14:00 y las 15:00 debido a los ensayos y trabajos para la función de la noche. Visita guiada en Español.

Un poco caos a la hora de sacar las entradas y organizar los grupos de visitas en diferentes idiomas , algo a mejorar por parte del Staff de la Ópera. La visita es muy recomendable y en la que pudimos ver la preparación de escenarios para la obra que sería representada durante la noche “La Boheme” unas excelentes explicaciones tanto de las salas adjuntas como de la historia de la Ópera te transportan a otra fecha.

Al final de la visita te comentan la posibilidad de que 90 min antes de la obra que se representará ese día puedes sacar entradas a 3 o 4 euros para verla desde el gallinero de pie.

Decir que las de 4 euros que son las primeras que vuelan la vista es excelente. Nosotros fuimos los 4 20 min a tes de empezar la obra y debido a que había pocos turistas en esta fecha conseguimos sacarlas. Aviso o vas muy pronto consigues las entradas y te sitúas en buen sitio o si e tras de los últimos tendrás que hacer malabares para ver bien el escenario. Nosotros estuvimos 30 min y es más que suficiente para darte cuenta de lo que es la ópera aunque no estés en las .enormes condiciones pero por 3 euros más no se puede pedir. Es una verdadera pasada la puesta en escena la historia y las voces. Una pena que poder verlo desde un lugar digno sea tan caro. Jairo estuvo sentado ya que había un solo sitio en el que nadie se había sentado y pudo ver parte de la obra en un lugar cómodo y bastante chulo.

Siempre quise vivir la experiencia de ir a la ópera. Nunca pensé que aunque fuera de pie sería en VIENA en una de las óperas más afamadas del mundo y con una obra como La Boheme. Gracias de todas mi familia “Viena” por este lujo al alcance del viajero.

El desplazamiento por Viena lo realizamos con Uber. Mi guerra particular con el gremio Taxi ya es conocida. Creo que los Taxis lo tienen todo para triunfar. Solo les falta una app UNICA y mundial que funcione como Uber. Sé que las hay pero en cuanto pruebas Uber o kbfive ya no vas a querer saber nada más del resto. Te atrapa en el primer momento . Rápida, precisa,cómoda y sobre todo REAL Es lo que hace que su éxito prolifere como.la espuma. Yo respeto al taxi, no es poca toda la normativa que tienen que cumplir etc etc pero hoy en día nos han vuelto demasiado cómodos y amazones, apps de bancos Periódicos online etc hacen que o modifiques tu forma de operar oh…

Fuimos a comer a uno de los lugares que teníamos apuntados de comida austriaca. Pedimos varias cosas entre las que se encontraban el Cordón Blue una especie de San Jacobo grande con

Viena es sin duda la capital de la elegancia. Multitud de sus edificios son brutales incluidos cafés.

En la foto el más afamado café de Viena. El ” Café Central” no pudimos resistirnos a entrar. No es barato aviso a turistas. Esta sobre valorado? Puede. No ha sido el mejor café que he tomado. Los pasteles brutales. Pianista en directo. Evidentemente cafetería sin alborotos , tranquila y relajada. Una buena experiencia. 2 pasteles un chocolate dos pasteles y un sándwich 38 euros. Tú mismo. A mí hay dinero que no me duele.

Anuncios